17 de agosto de 2012

Spotted: Robles

Nuestro primer día en Sevilla lo pasamos cerca del hotel, que estaba muy bien situado. Detrás de la catedral hay un cúmulo de restaurantes en batería por distintas calles. Reinan los italianos y los españoles aunque se cuela alguno trendy sin caer en lo casual con un punto urban y algo de surfer de un hotel. Tras pasar por las mismas calles un millón de veces caímos en la cuenta de que muchos pertenecían al mismo dueño: los llamados Robles. Nos pareció una apuesta segura hasta que estuviéramos más situadas y nos decidimos por uno de los cinco mil que vimos. No hace falta decir que fue una de las mejores decisiones de mi vida, pues si no fuera así no lo publicaría en el blog. 
El local es antiguo, la típica taberna que más adelante descubrimos que son una plaga en Sevilla pero elegante, entre regio y señorial y con una vitrina que muestra los postres. Los camareros son los típicos que llevan toda la vida trabajando allí y se nota. No malinterpretemos, los camareros jóvenes y rápidos también se agradecen. Como en todo Sevilla puedes elegir la cantidad de comida que quieres que te sirvan (tapa o ración, aquí no hay media, por lo menos en nuestra carta) y hay postres temáticos o sorpresa.

Casa Robles

Lo mejor: La calidad.
Lo peor: El tamaño de la mesa, escaso para el tapeo.
Mi recomendación: Esponjoso de queso.

Encontrarás las direcciones en su web.

Plus: puedes ver que hay debajo del nivel del suelo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...