Ocho Apellidos Catalanes


Este finde fui a ver Ocho apellidos catalanes. Me intrigaba mucho cómo nos ven en el resto de España, así que, antes de ver el tráiler, me daba un poco de cosa que nos pusieran como unos progres. En el tráiler queda claro que somos más hipsters que progres.
Hay un personaje que se las da de que se siente español y se ampara en que tiene un abuelo de fuera de Cataluña pero que, además de que tiene muchísimo acento catalán, al lado de los españolitos canta como una almeja. Creo que ese soy yo que no tengo apellidos catalanes, dicho sea de paso.
La película me gustó. Es igual que la primera por lo que no sorprende pero no por eso es peor. Es muy cutre pero los diálogos y los tópicos son sublimes.
Entiendo que alguien muy radical se ofenda. Si alguien pintara algunas de mis convicciones y creencias como ellos pintan una Cataluña independiente, yo también me molestaría (de hecho me pasa). Yo no me ofendí por esa representación, creo que somos tan vendidos como nos dejan y, como siempre he pensado, no gastamos en algunas cosas pero no me creo que si el mensaje fuera que somos muy tacaños, el catalán tuviera un Mercedes y la abuela el casoplón con servicio que tiene. También me sentí identificada en muchos aspectos con el personaje de Pau (Berto Romero). No soy nada hipster, todo lo contrario, pero me considero ciudadana de un lugar llamado mundo, me he hecho selfies con una Polaroid, uso muchas palabras en inglés y uso lo de modo (insertar palabra) ON y OFF. Obviamente no es una representación acertada al 100% de cada uno de nosotros pero todos podemos vernos representados de una manera u otra y es de lo que se trata en este caso.

Imagen

Entradas populares