Tienes Un (Millón De) E-mail(s)

How to manage your e-mail accounts//Cómo gestionar tus cuentas de e-mail

No es un secreto lo desordenada que soy. De hecho intento tener la menor cantidad de elementos físicos para no perderme ahogada en cosas. Generalmente, significa tener la mayor parte de mi vida electrónica. Esto implica que no veas todo lo que tienes, pero no por eso no está ahí. Pues bien, mi buzón de entrada es un buen ejemplo de caos y anarquía. Os voy a explicar lo que he hecho yo para intentar disminuir la porquería de mi e-mail.

Unsubscribe

Date de baja de los emails que no leas. Ahora se han puesto de moda las listas de e-mail en todos los blogs. Muchos te ofrecen un incentivo para suscribirte y de incentivo en incentivo acabas suscrito a todo. Siempre me ha gustado apuntarme a los newsletter de las marcas o las tiendas para estar al tanto de novedades, ofertas y cursos. No digo que esté mal apuntarse, todo lo contrario, pero los que no lees o incluso no recuerdas qué son están de más.
Esto tardará varios días o hasta meses. Estáte atento una semana y date de baja a medida que vayan llegando y te sobren. Muchas newsletter son semanales y así rebajarás mucho el flujo de e-mails que llegan. Algunos e-mails son mensuales y otros tardan unos días o varias peticiones en borrarte de la lista. Te recomiendo que si sientes que te estás hartando (todos tenemos esos días) te des de baja sin miedo. Si te dedicas a darte de baja hardcore durante una semana, lo demás es mantenimiento y es ser consciente de que tienes la opción.

Eliminar

Dedícate un día que tengas un rato a borrar e-mails del año de la pera. Por contactos (los que te enviaran los del punto anterior) y por fecha cuando ya no caigas en bloques que quieras eliminar.  Mira también los que tengas con marcador y si ya los has atendido, bórralos. Después adopta un hábito: Cuando leas un e-mail que no vas a volver a necesitar elimínalo. Si no quieres leer uno y no es como para darte de baja, elimínalo también en lugar de marcarlo como leído.

Varias cuentas

Todos sabemos que tenemos que tener más de una cuenta de e-mail. Me parece comprensible pero también complica la gestión. Yo tengo una que nunca pongo en formularios on-line, otra para darme de alta en internet y otra para dar a gente o asociar al e-mail de la uni o similar.
Temporales: Cuando necesitas poner tu e-mail para darte de alta o entrar en alguna web puedes hacerte una cuenta temporal (simplemente googlea email temporal) para atender el e-mail al momento y luego te olvidas. De este modo no dejas tu cuenta de e-mail por todas partes.

Carpetas

Ordena en carpetas los e-mails que decidas guardar. Algunos servicios ofrecen la opción de etiquetado de cada e-mail por tema.

Móvil

Asocia tu cuenta a la aplicación móvil predeterminada o bájate la app de tu servidor. Agilizarás los trámites que tengas que hacer.

Entradas populares