El Mundo De Las Nenas


Girl, girl, girl, girl, girly girl, girl, girl

Recuerdo un tweet durante la ceremonia de clausura de los JJOO de Londres, en el que remarcaban que las Spice Girls se pusieron de acuerdo para actuar de nuevo juntas y Oasis, no, y que si podíamos recordarlo cada vez antes de decir lo de que las chicas se odian las unas a las otras. La creencia popular también  dice que los chicos, en cambio, se apoyan y se animan y parece que la sociedad ha llegado a la conclusión de que por eso también pueden ser más salidos y tienen más éxito en la vida. Creo que hay que matizar en este tema, pero eso no es exactamente de lo que quiero hablar hoy. Me apetece compartir mi situación. Según la nueva tendencia las chicas tendríamos que animarnos las unas a las otras, unir nuestras fuerzas y viva el #girlpower. Yo no hago esto (a pesar de haberme unido al grupo de Facebook de Amy Poehler 🙋) y no por eso odio a las otras chicas. Si una chica es guapa, buena en los suyo, viste bien, me cae bien o cualquier cosa buena no tengo ningún problema en decirlo pero no voy a montar una fiesta. Igual que si una chica no me cae bien, no voy a ser su amiga, sin montar un drama. Lo mismo pasa con las figuras públicas, si creo que una mujer es un mal ejemplo 🙅, como mujer, persona o profesional tengo derecho a no seguirla y si me parece que no hace nada ofensivo con su fama puede gustarme.
El rollo este de noches de chicas, tardes de compras o quedar para contarnos nuestras confidencias no es lo mío. No soy muy chica 🙆 y aunque quedo a veces únicamente con chicas no hacemos el típico plan de chicas. Claro que lo he hecho muchas veces, hemos cotilleado y hemos hecho todas las actividades de manual 💆 y me lo he pasado muy bien pero no es lo que más me gusta y los años en los que chicos y chicas no se mezclaban fueron muy confusos para mí. Sexo en Nueva York es aparentemente un sueño pero a la hora de la verdad, estar involucrada me incomoda mucho. No porque odie a las chicas ni porque sea una buscona, porque, como a todo el mundo, algunas actividades me gustan más y otras menos. No soy buena entendiendo los enfados y la peleas que, a mi parecer, son bruscas y sin razón y no me gusta compartir mis historias (dice la que publica en internet lo que pasa por su cabeza). Nunca iré activamente a fastidiar a una chica como tampoco me sentaré a hablar de acondicionadores de pelo, porque no uso. Como el acondicionador, hay muchas otras cosas típicas de chicas que simplemente no comparto y que no me convierten en mala persona.
Creer que solo hay un modelo de chica 💁 es una tontería. Castigar a una chica por ser una chica está mal pero no necesariamente solo existe la opción de animar sin criterio a cualquier mujer o de amar ir de compras por encima de todas las cosas. Puedes no compartir una opinión o un punto de vista de una mujer, no por ser mujer sino porque no se ajusta a tus creencias o estilo de vida, sin ser una bruja.
No caigo bien a las chicas y he cometido la estupidez de dedicarles a todos los que se montan películas en su cabeza con teorías de la conspiración, un post entero para justificarme que es algo que tampoco hago nunca 🙎.

Entradas populares