St. Jordi




Hace un tiempo me propuse leer más. Leo todo el día pero nunca es literatura en el sentido más restringido y tradicional de la palabra. Comprometerme a acabarme un libro es un plan de futuro a largo plazo. En verano, que tienes más tiempo y los libros pueden durar un día, leo más. Además, tal y como soy, no puedo dejar los libros inacabados y en lugar de estar una semana leyéndomelo los alargo meses. Con el tiempo que empleo commuting puedo dedicar más tiempo a leer pero últimamente me mareo así que me tuve que pasar a los audiolibros que no lo considero leer. Resumiendo, estoy leyendo más pero no tanto como me gustaría. Creo que tiene algo que ver con la lectura en el cole. Nunca he sido muy de palabras, si preguntáis a otro tal vez lo disfrutó más. No sé si es porque estoy acostumbrada a tener que estar concentrada durante todo el libro, leyendo entre líneas y esperando que cada libro me cambie la vida. La cuestión es que con motivo del día del libro he escogido varios títulos de distintos tipos que por lo menos, de buenas a primeras me motivan.




Entradas populares