Beauty Looks I'd never dare to wear



No me gusta mucho el maquillaje y tampoco lo sé usar, cosa que probablemente contribuya a que no me guste y como no me gusta, no practico y llevo en este bucle desde que empecé a maquillarme (y aún sigo con el mismo look). Siguiendo la línea de looks que nunca me atrevería a llevar pero que me parecen divertidísimos para según que ocasiones y de cara al verano que siempre invita más a dejarse llevar y cuando hay más actividades para ponerlo en práctica, he estado recopilando algunas ideas.

Con la llegada de las nuevas máscaras de pestañas de YSL en 9 colores de infarto muy pigmentados con aires de vinilo, la marca maquilló a Cara Delevigne para promocionarlos con un maquillaje de ojos alucinante. Que dos colores tan llamativos queden bien ya me parece un hito pero además destacan mucho los ojos y para una noche de fiesta, yo me haría una sesión de fotos para la prosperidad. 
Como ya sabréis me encantan los brillos, o como lo llamo yo: el brilli-brilli, que le da más énfasis la variante más hortera y maruja del concepto. Creo que todos tenemos un lado hortera, el mío son los brillos, el oro, las serpientes y las air max y sabiéndolo pongo especial atención a la hora de arreglarme. Volviendo al maquillaje me encantan los brillos en las pestañas, como eyeliner o como si fuera un brochazo a lo largo del párpado y me encantan los apliques de estrellas que vienen para toda la zona el ojo (en el número de Telva de mayo sale un tutorial). 
En los labios, me apetecen colores chillones rojizos desde los de base naranja a los de base rosa (estos últimos menos porque ya estoy muy harta del rosa para maquillarme). 
Por último, en lo que al pelo se refiere quiero hacerme más peinados, para eso me lo dejé crecer y ya me lo estoy volviendo a cortar porque no lo aguanto sin ni siquiera probar alguno. Cuando iba al cole aún me hacía moños de bailarina pero desde entonces ni eso. MAL. Con mi amor-odio por colorear el pelo, si es clave irónica y divertida si me gusta y he visto este toque de teñirse la parte de la nuca para que se vea al hacerte un moño.
Me encantaría probar más con la cosmética decorativa y con la peluquería porque aún soy joven y puedo hacer estas cosas y hasta colorear el pelo, que sería lo más definitivo de todo, siempre me lo planteo con productos que se van en la ducha.

Imágenes (izqda. a dcha. y arriba a abajo): 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9

Entradas populares