El Vestuario De "Mirror, Mirror"


El mes pasado volví a publicar sobre una de las cosas que más me gusta y una de las razones por las que empecé un blog (el primero hace mil): el vestuario en el cine. Puesto que lo disfruté muchísimo y tuvo bastante éxito, repito formato. Hoy se trata del vestuario y, concretamente, de los vestidos, del remake de Blancanieves: Mirror, Mirror. No os dejéis engañar por la versión infantil de Disney. Esta película está muy bien hecha, todos los actores son conocidos (Pepper de Modern Family o la madre de Lexie Grey de Anatomía de Grey acompañan a Julia Roberts y Lily Collins) y como dato gracioso diré que el guapísimo príncipe representa que es Príncipe de Valencia. La historia en sí es una adaptación del cuento de los hermanos Grimm, no es la misma que la de dibujos y al ser relativamente nueva, tenemos a una Blancanieves que salva al príncipe. Dicho esto, es apta para niños, la podéis ver toda la familia pero sin aburriros. 
Tenéis unos ejemplos en la imagen anterior para abrir boca pero creedme, todo el vestuario es asombroso y la exquisita fotografía de la película permite hacerle justicia tanto a la calidad de los tejidos, como al estilismo y a la construcción de las prendas. Del vestuario se encargó la galardonada Eiko Ishioka, aunque falleció antes del estreno de la película, y le valió la nominación al Oscar.
Los protagonistas viven al margen de la realidad que acecha al pueblo del reino en el que se encuentran, donde los ciudadanos no pueden llevar una vida digna por las constantes subidas de impuestos para pagar los caprichos de la Reina (Julia Roberts). Muy Francia siglo XVIII y muy España siglo XXI. Fuera de palacio, todos visten ropas oscuras y sin forma (los típicos sacos medievales). En palacio, donde no reparan en gastos y donde transcurre la mayor parte de la película, visten trajes coloridos y voluminosos que marcan cintura. Porque es más fácil vivir y disfrutar de la vida cuando no te falta de nada o por lo menos lo básico y cuando te rodeas de arte y de cosas bonitas, sea lo sea eso para ti. Es más fácil soñar y trasladarte al mundo de fantasía del que sale Blancanieves con estas obras de arte que parecen más propias de un sueño que de la vida real.
Existe cierta diferencia entre como llevan la ropa la Reina y Blancanieves (Lily Collins). La protagonista los viste con facilidad, como si en lugar de ocupar el doble que ella y ser tan aparatosos llevara lo más cómodo y ligero del mundo. La Reina, por su parte, aparece más sentada, tiene pocas escenas en movimiento y una de ellas es precisamente cuando la visten. Obviamente una Reina no se mueve porque se lo hacen todo pero se la ve con más dificultades que a Blancanieves, como si su posición no fuera tan natural como la de Collins porque no olvidemos que la Reina es, en realidad, consorte, es la madrastra de la protagonista y Lily interpreta a la auténtica heredera, alguien que ha nacido para ello y a quien no le vienen grandes el poder ni el liderazgo. 

Imágenes: 1 [Elle UK], 2, 3, 4 /Relativity Media
GuardarGuardarGuardarGuardar

Comentarios

Entradas populares